Background Menú
Blog Tamar Cohem


Blog Tamar Cohem

Tricotilomanía

Tamar Cohen 06-11-2019

Desde que tengo memoria soy una persona ansiosa. En innumerables fotos de mi infancia salgo encorvada y sumergida en un estudio minucioso de las puntas del cabello, en cuanto encontraba una con orzuela (de hecho acabo de descubrir que no se dice ursuela), la abría hasta que la parte más débil caía entre mis dedos. En la escuela sobrevivía las clases mordiéndome las uñas, los pellejos y la cutícula hasta sacarme sangre y crear unas costras de lo más apetitosas. Más tarde comencé a olerme los antebrazos, el olor a limpio no tenía chiste, por eso disfrutaba más cuando habían pasado ya algunas horas después del baño. Si le preguntas a cualquier persona que estudió conmigo te van a decir que me recuerdan así, acariciándome el pelo, mordiéndome las uñas y oliéndome. Esa soy yo. Antes de casarme me dije que era momento de madurar así que me corté el pelo y de esa manera tan dramática le di la sentencia a muerte a la orzuela. Aunque claro, nunca vislumbré que mi ansiedad era mucho más inteligente y que se las ingeniaría de alguna u otra manera para seguir existiendo. Y así fue. Desde ese entonces y hasta ahora, me jalo el pelo con la mano como chango, escojo los que están quebradizos y los arranco de un tirón. Ni siquiera el miedo a quedarme calva ha logrado mantenerme quieta. Esta semana leí Bezoar, un cuento de Guadalupe Nettel en el que habla de una chava que se arranca el pelo. Aprendí que a ese tic se le llama Tricotilomanía. Me quedé en shock. Me pareció un nombre genial, como si fuera el de una secta, y confieso que me sentí afortunada de pertenecer a ella. La próxima vez que no me halle en este mundo, recordaré que no estoy sola, que soy una tricolómana más, y estoy segura que eso bastará para alegrarme el día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Milly

Y yo creyendo que ibas a hablar sobre dinosaurios jaja! Eres única tamita aunque no tengas ninguna etiqueta!

10/11/2019 15:47:08

Me encanto tu articulo ,Tengo una nieta igualita a ti,,,, ya estoy mas tranquila no es la única!!!

09/11/2019 08:22:56

La ansiedad es canija!!!! Le encanta estar presente, de una u de otra forma!! Y ataca a todos!!! A veces podemos no dejarla entrar, pero ella sigue insistiendo!!!

07/11/2019 07:19:07

Mario Rosete

Supongo que es ficción, si no, hora de ir con un profesional. Saludos.

07/11/2019 02:03:10

Karen

Muy gráfico y real, te imagino perfecta. De cuál secta seré yo?? Te quiero!

06/11/2019 23:33:30

Genial y muy honesto ! Me quedo con checarme y descubrirme Para saber a cual grupo pertenezco

06/11/2019 21:55:22

Que honesta Tamar !! Creo que todos tenemos una secta diferente. El ser humano es buen complicado.

06/11/2019 21:02:41

Sofía

Una triclomana mas. Maravillosos texto

06/11/2019 17:19:27

Solo me muerdo las uñas hasta sangrar y huelo mi sudor, asoció a casa persona con un olor que está presente en su su cuerpo, ropa, habitación, ropa, por dónde aya pasado puedo sentir ese rastro de olor único y diferente de otras personas o cosas.

06/11/2019 17:07:42

Milly

Jajajaja Tammy está genial. Yo no soy de esa misma secta pero soy de otra a la que le da ansiedad y se toca la cara y se arranca las costras.

06/11/2019 16:59:39