Background Menú
Blog Tamar Cohem


Blog Tamar Cohem

La nueva Tamar

Tamar Cohen 24-04-2019

El lunes desperté entusiasmada. Había hecho una lista de pendientes que pronto empezaría a tachar: hacer cita en el oculista, limpiar mi buró, comprar vitaminas, clasificar libros de la biblioteca, corregir la ortografía de mi guión… no crean que soy del tipo de personas que hacen listas. Más bien soy de esas que creen, inocentemente, que después de las vacaciones, la vida te da la posibilidad de cambiar e integrar nuevos hábitos. Algo así como una pequeña ventana que se abre solo por un breve instante. Depende de ti aprovecharla o no. Entonces hice mi lista para convertirme en la nueva Tamar: una mujer organizada y ordenada. También incluí un nuevo hábito. Me propuse leer un cuento antes de sentarme a trabajar. Todo salió por un libro maravilloso de James Rhodes. Fugas. Él sugería escuchar una pieza de música clásica todos los días para conectarte con tu interior. Yo pensé que podría hacerlo con la literatura. El lunes leí uno de Alice Munro y el martes a Raymond Carver. De dos días llevo ambos cumplidos con el nuevo hábito ¡Felicidades! Eso merece un aplauso. No sé qué vaya a suceder mañana, mucho menos la próxima semana ni el año que entra. Me gustaría mantener el hábito de hacer listas pero también me conozco, y creo que mi naturaleza es ser desordenada y desorganizada. Los pendientes vuelan como globos inflados con helio y ni aunque me estire los puedo atrapar. Sí, lo de los cuentos está maravilloso, pero seamos sinceros, ¿cúanto tiempo creen que dure? ¡Qué mal! Apenas llevo dos días y ya empecé a dudar de mi fuerza de voluntad. Aunque quizá eso es lo que necesito. ¿Qué tal que un poco de negatividad me reta a mantener mis nuevos hábitos? Yo siempre lo digo, nunca, nunca, hay que menospreciar a los pesimistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.