Background Menú
Blog Tamar Cohem


Blog Tamar Cohem

El año terrible

Tamar Cohen 14-02-2018

No sonrías optimista

Esta semana cumplo 6 años de que me diagnosticaran depresión. No llevo 6 años deprimida, no vayas a creer eso, aunque seguro que me pudo haber pasado si no fuera porque tengo una familia de lo más apoyadora (sí, suena de lo más cursi, pero es verdad) ellos se preocuparon por mí e hicieron de todo para que pudiera salir del agujero más recóndito de la tierra. Porque estar deprimida es lo peor que me ha pasado en la vida. Claro que nunca luché en la Segunda Guerra Mundial, ni fui maestra de secundaria, así que tampoco puedo decir que soy una mujer que ha experimentado muchos ratos malos, a excepción de los años que estuve metida dentro de la cama teniendo a Netflix de mejor amiga. En ese tiempo descubrí cosas de mí que no sabía, por ejemplo, que soy bipolar, del nivel dos, por suerte, eso significa que no me creo Supermán, ni me pienso aventar por la azotea de un edificio, pero sí soy capaz de ir a la feria del libro en Guadalajara y comprarme 42 libros en dos días, como si no existieran librerías en la Ciudad de México, o como si las fueran a cerrar por todo un año. Y luego me viene el bajón y me entra la tristeza, así, sin sentido alguno. Lo bueno es que las medicinas que tomo me ayudan a controlar esos sube y baja. Dos pastillas en la mañana y seis en la noche. Soy tan mala para tragar que tengo que meter de una en una hasta adentro de la garganta y casi siempre siento que voy a vomitar. Lo mejor que me pasó mientras estuve deprimida fue escribir un libro, El año terrible, que hasta premio ganó. Antes me decían que viera las cosas de forma positiva, que tanto sufrimiento (porque sí fue mucho) valió la pena por lo del premio, pero yo los tachaba de estúpidos, hubiera preferido no ganar, ni escribir el libro con tal de ahorrarme la maldita depresión. Lo cierto es que ahora estoy empezando a dudar, ¿será que en 6 años maduré y puedo agradecer a mi depresión por lo del libro y otras tantas cosas más que otro día les contaré? No sonrían los optimistas, porque todavía estoy algunos escalones abajo para llegar a admitir eso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Tamar Cohen

Gracias por leerme, Karen

16/02/2018 11:02:17

Karen

Me encanto, Tammy! No me considero optimista, pero si me hiciste sonreír! Me encanta leerte!!

15/02/2018 23:06:59

Tamar Cohen

Ya veremos... Te quiero

15/02/2018 13:57:02

Milly Cohen

JAJA me sacas una sonrisa aunque ya sea optimista me alegras la vida 42 libros???? no lo sabía! creo que estás a unos días de demostrarte que si, en efecto, fue buena tu depresión (en el seminario) por lo del premio y eso te amo

14/02/2018 22:36:01