Background Menú
Blog Tamar Cohem


Blog Tamar Cohem

Dostoyevski

Tamar Cohen 12-09-2018

Le preguntaron a Juan José Millás en el Hay festival en Querétaro quiénes eran sus influencias literarias. Yo fui a presentar Me quiero independizar y de paso entré a todas las conferencias que pude. Millás dijo que le gusta responder lo que la gente quiere oír. Sí, mis influencias son Kafka, Flaubert, Dostoyevski, sobre todo Dostoyevski, enfatiza, ése nombre les encanta. Y todos en el público nos reímos. La verdad es una buena puntada y yo solo pienso que ojalá en mi presentación se me ocurran varias como estas. No sé si Millás las practica o les salen naturalmente, pero logra cautivar a su audiencia y sacarle un montón de carcajadas. Al otro día me encuentro en el Jardín Guerrero con Imanol Martínez, quien va a entrevistarme. En los primeros minutos nadie ríe, puras caras alargadas aunque atentas, entonces saco de la manga mis chistes de siempre. La novela está basada en mi hijo B, cuando tenía 12 años se quería independizar, ahora ya tiene 16 y aún sigue en la casa, el público suelta la carcajada y yo siento que me salvo. Saliendo de la conferencia de Millás compro uno de sus libros: Mi verdadera historia. Sorpresivamente, a las pocas páginas, me encuentro con Dostoyevski. Así que al parecer, el escritor ruso sí representa algo más para Millás que un buen chiste. En el mismo festival Guillermo Fadanelli dijo que no se puede vivir sin haber leído a Dostoyevski, y mi papá está más que de acuerdo. Así que a final de cuentas, el tema central es Dostoyevski, ya sea como influencia o no, como lector, como parte de un chiste, o simplemente para hablar de él en mi blog. Creo que tiene razón Millás, ahora que me pregunten de qué trata mi blog de la semana y yo diga, con el pecho bien inflado, de Dostoyevski, se les van a caer los ojos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.